Pareja a través de Internet

¿Un sinfín de relaciones online son posibles?

 

Con tan sólo un clic, podemos conectarnos con miles de personas a través de la red. Y es que hace tan sólo unas décadas era impensable encontrar pareja a través de internet, pero hoy en nuestra sociedad es un hábito de lo más normal. Los smartphones nos permiten estar conectados las 24 horas del día los 365 días del año. A no ser que haya una caída en la red, que parece que hace temblar hasta el mismísimo universo. 

Conocer a personas a través de las miles de Apss como pueden ser Tinder, Meetic, Lovoo, etc., es a día de hoy una forma más de encontrar un sinfín de relaciones que pueden tener diferentes propósitos. Las nuevas tecnologías han provocado en la sociedad cambios muy notables y con ellos, la manera de relacionarnos también se ha modificado. “Se conocen en Lovoo, se gustan, intercambias fotos, se buscan por las redes sociales, intercambian Likes en Instagram, quedan, y de repente una respuesta indiferente hace que todo cambie, uno bloquea al otro en redes y todo vuelve a empezar”. ¿Te suena la historia?

¿Mentimos en la red? 

Mentir en la red puede ser más fácil que en la vida real. Una de las características de la red es que proyectas la imagen que quieres dar, subes tus mejores fotos, tus mejores momentos, tus mejores frases… Una “realidad” que muchas veces no se ajusta a la realidad. En la red, potenciamos ante los otros una imagen favorable determinada que queremos que tengan de nosotros, dotándonos de una seguridad y confianza en nosotros mismos, y evitando una valoración negativa por parte de los demás.

¿Tienen ventajas o inconvenientes?

Como todo en este mundo, las apss tienen sus ventajas e inconvenientes, la cuestión es tenerlos presentes y saber cómo usarlas a nuestro favor. Conocer gente a través de la red tiene ciertas ventajas como la facilidad de conexión. Allí se produce una conexión, una afinidad, un encuentro entre dos personas que conectan, que es real, aunque sea online. Y esto no lo hace menos valido. También resulta más fácil hablar de uno mismo porque uno no se enfrenta a la mirada y juicio del otro de manera directa; y es más fácil sincerarse. 

Entre los inconvenientes y peligros de estas relaciones, es que puede resultar fácil idealizarlas, ya que, si la persona con la que conectamos hace comentarios ingeniosos, tiene una foto atractiva, podemos imaginar que es la persona de nuestra vida, sin conocer realmente los defectos que tiene, como todo ser viviente. 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies