Todo lo que necesitas saber sobre la lactancia materna

La lactancia materna es la alimentación del bebé con leche del pecho de la mujer. Es un alimento natural cuya composición es específica y necesaria para el pequeño.

Actualmente, la promoción de la LM ha tomado de nuevo impulso. El reconocimiento creciente del valor de la leche humana en el desarrollo y maduración del sistema nervioso central, en la protección del sistema inmunitario y de diferentes patologías en el niño, otorga argumentos válidos para recomendar el amamantamiento.

 

Lactancia: ¿Cuál es la duración ideal?

Según la OMS, se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida. A partir de esta edad, se podrán introducir alimentos apropiados y seguros para la edad. El mantenimiento de esta lactancia puede ser hasta los dos años o más.

Ofrecer leche materna como único alimento hasta los 6 meses, y de forma complementada hasta los 2 años de vida, es reconocido como un medio ideal para lograr de forma equilibrada el crecimiento y desarrollo del niño, y reducir la morbimortalidad intantil.

Aun así, se hace necesario que todas las madres reciban información acerca de cómo se puede alimentar y cuáles son las alternativas para la alimentación. Así como apoyo, estímulo y asistencia familiar y social después del nacimiento.

Estudios revelan que este tipo de alimentación materna predominante en los primeros meses de vida, tiene un efecto protector sobre la malnutrición por exceso en niños de 2 y 3 años. Ante los ciertos riesgos poblacionales de la epidemia de obesidad y sobrepeso infantil, y dado el probable efecto protector, es importante que se sigan aplicando políticas públicas que protejan y fomenten esta práctica.

¿Se dan cambios en la composición de este alimento?

La leche materna no tiene una composición rígida, puesto que esta cambia durante el período de lactancia. De hecho, ni si quiera tiene las mismas características durante el transcurso de la toma. Al principio, la leche es más acuosa y calma la sed del niño y es rica en proteínas, minerales, vitaminas y lactosa. Al finalizar es de color más blanco, con más grasa.

Por lo tanto, esta composición va cambiando según las necesidades del crecimiento de la criatura.

¿Qué factores influyen en la cantidad de leche materna?

El volumen de producción es variable entre mujeres. La producción es máxima entre el tercero y quinto mes de lactancia y se mantiene constante en los meses siguientes. Todo esto se ve influenciado por ciertos factores psicológicos, fisiológicos y sociológicos, los que con frecuencia se encuentran relacionados entre sí.

¿Esta es la “verdad absoluta” y no hay más opciones?

Por supuesto que no. Muchas madres se sienten juzgadas por no darle el pecho a su hijo/a y esto no debería ser así. Es verdad y está demostrado que la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses aporta beneficios. Tanto para el lactante como para la madre. Pero eso no quiere decir que por ello no se vaya a padecer ninguna enfermedad y los otros que no reciben LM sí.

Hay mujeres que dan leche artificial desde el primer momento y hay otras que lo hacen cuando ya no queda más remedio. Por lo tanto, es una decisión totalmente personal y sin justificación para juzgar, existen una y mil razones que pueden imposibilitar el amamantamiento con leche natural y no por ello serán peores mujeres.

En este caso de leche artificial también se debería dar información específica de cuáles son las mejores opciones para poder darle un alimento de calidad a los más pequeños.

Recuerda que para cualquier otra consulta, en el Centro de Psicología Idea contamos con las mejores profesionales de Psicología en Tenerife y puedes ponerte en contacto con nosotras aquí.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies