No me acuerdo de cómo se estudia

Estudiar: ¿Cómo hacerlo?

Se acercan los exámenes. Y todos empezamos a ponernos nerviosos. De repente parece que no sabemos ni estudiar, ni leer, ni pensar… todo se nos hace cuesta arriba y es normal. Estamos agobiados. Y entonces, empezamos a posponer ese momento de sentarse y empezar. Por lo que, cada vez nos cuesta más. Pero eso se rompe hoy, en este artículo te daremos las herramientas para poder centrarte de una vez y que los exámenes de enero los cojas con más ganas que nunca.

Primer paso: Organízate.

Esto significa que deberás centrar todas sus fuerzas iniciales en recopilar todo el material necesario para ese (o esos) examen(es). Y sí, también cuentan esas lecturas que no son obligatorias.

¿Por qué es importante este paso? Porque si no tenemos toda la información junta, cuando empecemos a estudiar y veamos que nos faltan cosas, será una excusa perfecta, para tener que levantarnos e ir a buscarla, imprimirla, etc.

Segundo paso: LEE

Y lo ponemos en mayúsculas porque muchas veces pecamos de no leer. La lectura comprensiva es esencial para poder comenzar a entender en nuestra cabeza de qué trata el tema o los temas. Será mucho más fácil si hemos atendido en clase, o si hemos estudiado algo para algún parcial previamente.

Este punto no debe llevarte mucho, pero si el suficiente como para poder tener un esquema mental claro de lo que va el tema.

Tercer paso: Subraya y pon el tema bonito

¿Eso qué quiere decir? Que es habitual que pasemos de utilizar colores, y que nuestros apuntes se parezcan más a un manchón amarillo entero en el papel, que otra cosa. Sin embargo, muchos estudios revelan que los colores nos sirven para poder agrupar las ideas en diferentes categorías, ayudando a nuestra memoria visual a recabar información importante.

Cuatro paso: Escribe tus apuntes

¡Que sí, que es una pesadilla! Pero te ayudará. Redactar nos ayuda a fijar los conocimientos y a estructurarlos en nuestra cabeza. De hecho, se recomienda que se redacten los apuntes a mano, ya que está demostrado que se adquieren más rápidamente… así que, ¡a por la muñequera!

Quinto paso: Esquematiza

Y en este punto nos podemos venir arriba. Podemos hacer mapas conceptuales, podemos coger una cartulina, plastificarla y utilizarla de pizarra, podemos utilizar emoticonos para describir el tema, podemos dibujar los apuntes… la creatividad en este punto es súper bienvenida.

Sexto paso: Repite, repite, repite

El procesamiento de la información y la adquisición de los conocimientos se mejora a través de la repetición. Entonces, menos pastillas para la memoria y más repetir.

La constancia es la clave del éxito. No lo olvides. No importa lo inteligente que seas, o lo que te cueste asimilar conceptos. La clave sigue estando en la perseverancia y la constancia.

Si necesitas ayuda con tu estudio, puedes contactarnos aquí. En el Centro de Psicología Idea tenemos a las mejores profesionales de psicología en Tenerife.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies