“Se te va a pasar el arroz”

La sociedad ha marcado sus tiempos. Y, generalmente, no puedes ser demasiado mayor. Cuando cumples 30 ya tienes que tener tu vida encauzada. Formación principal terminada, trabajo de tus sueños conseguido, casa propia o en proceso…

Esta presión es especialmente intensa en lo que respecta a tu vida personal: si no estás casado/a, tienes que tener una pareja estable para casarte pronto. Si no tienes hijos, tienes que tenerlo en tu plan de vida. Porque si no, se te pasa el arroz. Te hacen creer que entonces será muy tarde, que si llegas a determinada edad, ya no podrás conseguir ciertas cosas porque serás demasiado mayor.

La mítica serie Friends empezaba con unos protagonistas de tan sólo 26 años, con unos trabajos con los que podían permitirse un ático en pleno Manhattan. Y, con la angustia de querer casarse siempre presente.

Son noticia todos aquellos ejemplos de personas que alcanzan logros más allá de la edad establecida. Se te considera viejo o vieja para triunfar en la música más allá de la veintena. Sin embargo, cantantes como Jorge Drexler o Leonard Cohen, saborearon el éxito ya en la treintena

¿Eres demasiado mayor?

Hace un tiempo, saltaba la noticia de que Carmen Delgado, una mujer de 82 años, se licenciaba en periodismo tras decidir empezar la carrera al quedarse viuda. Felipe Espinosa, mexicano de 80 años, empezó a estudiar Ingeniería Industrial en el 2016. José Saramago, premio Nobel de Literatura, comenzó a escribir seriamente a la edad de 58 años. Todo esto son maravillosos ejemplos de que nunca es tarde para hacer lo que quieres hacer.

No tienes que tener tu vida resuelta a los 30 años. Y, si no te gusta lo que haces, siempre puedes cambiar. Mientras sigas viva/o, tienes la oportunidad de hacer y ser aquello que siempre quisiste. Quizás llegue un momento en el que te canses de la profesión que ejerces o de la vida que llevas. Ya no es como antes y te gustaría cambiar. PUEDES HACERLO. Escuchamos muchas frases como “es que ya es muy tarde… si lo hubiera pensado antes…” que son las que verdaderamente atascan.

Si tienes tiempo, ganas y recursos, ¡anímate! Piensa en todo lo que harías, en cómo sería tu vida si no estuviera peor visto una cosa o la otra. Tu vida es tuya, ¡que no se te olvide! Puedes construirla cuando y como tú quieras.

Para cualquier otra consulta, recuerda que estamos aquí para ayudarte. En el Centro de Psicología Idea contamos con el mejor equipo de psicólogas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies