¿Dejamos de comer para adelgazar?

Después de las navidades llega un período en el que todo empieza a cambiar, tomamos nuevos objetivos, nuevos retos, nuevas experiencias, etc. Enero ha sido un mes lleno de consultas donde la primera frase que he escuchado ha sido; “quiero bajar todo lo que he comido en navidad”. Y aquí es donde yo comienzo a plantear ciertas preguntas con el fin de que el paciente reflexione y es lo que pretendo hacer con esta nueva entrada al blog.

Reflexiona; ¿únicamente es lo que has comido en navidad? ¿crees que antes de las navidades estabas comiendo de manera saludable? ¿cuál es el problema de lo que has comido en navidad? ¿has subido mucho peso? ¿quieres bajar peso o aprender a comer bien? ¿has dejado de comer o has pasado hambre conscientemente después de las navidades?

En este post me centraré en la última pregunta porque es la que más opiniones iguales ha generado. Casi el 90% de las personas que han acudido a consulta han asegurado quitar algunas comidas durante el día o han tomado algún producto “quema-grasas” para adelgazar.

En primer lugar, no hay evidencia científica de que ningún producto que actualmente esté en el mercado te ayude “milagrosamente” a eliminar toda la grasa corporal si sigues teniendo los mismos hábitos de consumo no saludables.

Por otro parte, dejar de comer tampoco es la solución, únicamente es un mito más que no quiere irse de nuestra sociedad.

Peligros de dejar de comer

Te dejo algunas razones por las que dejar de comer, o saltarse algunas comidas sin sentido, no es la mejor solución:

  • Aumentan los niveles de ansiedad
  • Llegas a la siguiente comida hambriento y con un nivel de saciedad casi nulo
  • En esa siguiente comida probablemente serás incapaz de regular o controlar el consumo excesivo de energía
  • Pasar muchas horas sin comer, hará que tu cuerpo entre en estado de alerta. Como no hay energía suficiente, aumenta la capacidad de absorción intestinal para utilizar las reservas de glucosa para formar más células de grasa y formar tejido adiposo (grasa) para tener reserva y que el organismo pueda seguir funcionando
  • El organismo se va a convertir en un eficiente ahorrador energético (en forma de grasa), para esos periodos de horas sin alimentos
  • Dejar de comer puede producir deficiencia de nutrientes
  • Bajar de peso sin controlar lo que realmente se consume puede hacer que, no sólo se pierda grasa corporal sino también masa muscular

Estas son algunas de las razones que deberían hacerte reflexionar. Si estás intentando perder peso dejando de comer o sustituyendo comidas por productos milagrosos, deberías invertir el dinero en acudir a un especialista en alimentación y nutrición que pueda proponer un plan específico para ti o empezar a aprender a comer y cambiar hábitos alimentarios saludables.

Te dejo por aquí algunos consejos que seguro te podrán ayudar a tomar mejores decisiones a la hora de plantear una pérdida de peso:

  • Utiliza alimentos saludables que te proporcionen saciedad
  • No pases hambre, aprende a escuchar a tu cuerpo y dale lo que realmente necesita (únicamente alimentos saludables)
  • Basa tu alimentación en alimentos mínimamente procesados, priorizando los de origen vegetal (frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, etc)
  • Complementa con buenos procesados (lácteos, cereales integrales, aceite de oliva, carne, pescado, legumbres, soja, etc)
  • Evita alimentos ultra-procesados (bollería industrial, refrescos, chocolatinas, comida rápida, etc)
  • Acude a un dietista-nutricionista
  • Realiza deporte casi todos los días

Si tienes cualquier otra duda o consulta, ponte en contacto con nosotras. En el Centro de Psicología Idea contamos con las mejores profesionales de psicología de Tenerife.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies